martes, 7 de junio de 2011

Iroshima, 60 fotos inéditas rescatadas de la basura

Hiroshima: Ground Zero 1945 from ICP on Vimeo.

">

Después que Estados Unidos detonó la primera bomba atómica en Hiroshima el 06 de agosto 1945, el gobierno de Truman restringió la circulación de imágenes que mostraran los efectos mortales de la bomba. El gobierno envió 1.150 militares y civiles, fundamentalmente ingenieros y arquitectos a la ciudad, entre ellos siete fotógrafos a registrar la destrucción, como parte de un plan estratégico llamado "Survey Physical Damage Division". El objetivo del estudio que duró dos meses era fotografiar y analizar metódicamente el impacto de la bomba atómica en diversos materiales de construcción que rodeaban el lugar de la explosión, la primer "Ground zero". Más de 800 de aquellas fotografías fueron publicadas en un informe secreto de tres tomos titulado "Los efectos de la bomba de Hiroshima, Japón" que se convirtió en la biblia del Gobierno estadounidense para la construcción de ciudades en los años que siguieron. El informe sugería que para que las grandes ciudades fueran más resistentes a un ataque nuclear era necesario trasladar las fábricas a distritos pequeños,para que ante un eventual ataque, no se desintegrara la capacidad de producción del país.
Además, proponía reforzar los edificios con acero y cemento armado y construir búnkeres en sus sótanos. Muchos de esos edificios son todavía hoy parte del paisaje urbano estadounidense y el símbolo de "protección anti radiación nuclear" en las entradas indica sus características de "edificio a prueba de bomba".
Las fotos fueron desclasificadas en la década de los sesenta, se conservaron durante años en el sótano de uno de los ingenieros que elaboró el informe gubernamental y estuvieron a punto de ser pasto de las llamas en un incendio en el que pereció aquel ingeniero. Su hija las tiró a la basura, un joven las rescató, pero después perdió parte de ellas. Las encontró el dueño de un restaurante en la calle en Watertown (Massachussets) en 2000 y con la ayuda de un amigo localizó a su último dueño, organizó una exposición modesta e ignorada y finalmente, en 2006, se convirtieron en parte de la colección del Centro Internacional de Fotografía de Nueva York (ICP). Ahora este centro les devuelve su descorazonadora importancia y realiza hasta el 28 de agosto en su sede neoyorkina una exposición de éstas imágenes prohibidas. La misma incluye alrededor de 60 fotografías, seleccionadas entre más de 700 imágenes pertenecientes a la colección del ICP.
Fuente: Centro Internacional de Fotografía de Nueva York Diario El País de Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada